Información a tener en cuenta en tu viaje

¿Qué necesito llevar si quiero viajar a Nueva York?

Para entrar en Estados Unidos, son imprescindibles el pasaporte y el visado. Antes de viajar, no olvides que debes tramitar la Autorización Electrónica de Viaje (ESTA).

El pasaporte ha de tener al menos 6 meses de caducidad restantes antes de tu viaje a Nueva York.

La Autorización Electrónica de Viaje (ESTA) te recomendamos que la tramites 6 meses antes de viajar a Nueva York, ya que, aunque a la mayoría de los viajeros se la conceden sin problemas, a un muy pequeño porcentaje se la deniegan, con lo que no pueden realizar su viaje a Nueva York y tienen que concertar una cita con la Embajada de Estados Unidos o el Consulado. Aquí están las direcciones y teléfonos de la Embajada en Madrid y el Consulado en Barcelona:

Embajada de los Estados Unidos de América
Calle de Serrano, 75
28006 Madrid
T: 915 87 22 00
Consulado General de los Estados Unidos de América
Passeig de la Reina Elisenda de Montcada, 23
08034 Barcelona
T: 932 80 22 27

¿Cuánto puede durar como máximo el viaje?

Como turista puedes pasar un máximo de 90 días. Con la ESTA puedes entrar y salir de Nueva York y de Estados Unidos tantas veces como necesites durante ese tiempo.

¿Puedo pagar con euros?

Para tu viaje a Nueva York has de cambiar tu moneda local por dólares USA (USD): la moneda a usar es el dólar americano y el idioma el inglés, aunque hay mucha gente que habla español y también puedes encontrar cualquiera de los ¡más de 700 idiomas que se hablan!

¿Son necesarios los adaptadores para los enchufes?

Si, no olvides traer un adaptador para los enchufes, porque en Nueva York son de tres puntas. Un adaptador para tu viaje a Nueva York no ha de costarte más de un par de euros. En cualquier bazar de electrónica puedes encontrarlo.

Si quieres comprar productos electrónicos en tu viaje a Nueva York tendrás que asegurarte de que son compatibles con los europeos, ya que en Estados Unidos el sistema de vídeo que se usa es incompatible con el que tenemos en Europa.

El voltaje de los aparatos electrónicos en Nueva York tampoco es el mismo que en Europa: en Estados Unidos los aparatos funcionan a 110V y en Europa a 220V. Esto no es problema ya que casi todos los dispositivos pueden ajustarse a ambos voltajes automáticamente.

¿Se puede viajar a Nueva York por la pandemia?

De momento no está permitido viajar a Estados Unidos desde la Unión Europea, pero es muy probable que abran las fronteras a España en los próximos meses.

¿Qué otras restricciones hay en Nueva York?

En la ciudad que nunca duerme está prohibida la venta y el consumo de alcohol a menores de 21 años y si quieres comprar alcohol, deberás demostrar que tienes esta edad.

En cuanto a fumar, está prohibido en todos los lugares públicos y también en parques y plazas públicas. Sólo se puede fumar en algunas calles y en lugares delimitados para ello. Aunque no lo creas, si te pillan fumando en un lugar prohibido, ¡te multarán!

¿Es obligatorio dejar propina?

Las propinas son un tema muy polémico y comentado entre los turistas que viajan a la ciudad de Nueva York. Dejar propina es casi obligatorio, ya que forman parte de la cuenta del servicio prestado por camareros y cualquier persona que te atienda en tu viaje a Nueva York. Oscilan entre el 15 y el 20 % del total de lo que consumas, independientemente de la experiencia que hayas tenido. En algunos casos va incluida en la cuenta, pero en otros no y tendrás que calcularlo tú aparte. A los taxistas también se les debe dejar propina y a cualquier persona que te lleve las maletas, te llame un taxi o haga cualquier acción para tu beneficio.

¿Cómo es el clima de Nueva York?

En Nueva York, los inviernos son muy fríos, suele nevar y las temperaturas a menudo caen por debajo de los 0º. Los veranos normalmente son calurosos y húmedos. La mejor época para visitar la ciudad es durante la primavera o el otoño, cuando brilla el sol y las temperaturas son agradables.

¿Estás pensando dar el salto?

'Te Llevo a Nueva York' viaja contigo para que tú solo te preocupes de disfrutar la experiencia.